Escribe antes de leer

No. El título no es un error. Antes de leer ¡Escribe!

¿Cuál es la imagen o el concepto que te viene a la mente cuando te hablan de “leer”?

Con este post abro una nueva categoría en mi plataforma de comunicación. La he llamado “Letras” y en ella quiero abordar ideas y reflexiones sobre leer y escribir. Así que aquí vamos ¡Bienvenidos!

El consejo tradicional -y el más importante- para quien desea formarse como escritor es leer. Incluso es una obviedad pero nunca esta de más recordarlo. De eso nos ocuparemos más adelante en esta serie.

La mayoría de nosotros, tú que estas leyendo esto. Pasa una buena cantidad de tiempo frente a una pantalla navegando por internet, utilizando plataformas como Facebook o Twitter, leyendo el correo electrónico. Esa actividad natural de leer y mantenernos informados se ha convertido en una prioridad. Cada vez más dependemos, ya sea por acondicionamiento, o por ejercicio profesional, de leer cosas en internet. Esta información regularmente se presenta fragmentada. Incluso estas líneas que ahora estas leyendo están escritas de esa manera. Frases cortas, concretas, separadas con varios puntos. Información fragmentada. La lectura a la que estamos expuestos nos ha modificado la capacidad de atención. Es cierto, deberíamos de leer, como ejercicio, de manera regular, textos más largos. Cuentos, novelas, ensayos. Libros pues.

Estas dosis de información fragmentada causan una especie de adicción. Al grado de que dependemos de ella al despertar. Necesitamos leer algo. Si nos levanta el ego,mejor.

Por otra parte se sabe que cuando dormimos nuestro cerebro no deja de trabajar. Es más, es un momento de alta producción de ideas, de reflexiones y aprendizajes que quedan navegando en el subconsciente. Esas ideas suelen ser buenas ideas. Ideas geniales. Ejercicios de imaginación llenos de detalles ricos y variados que no deberíamos dejar pasar.

Antes de leer, escribe.

Lo que te recomiendo de manera concreta es que antes de tomar tu celular, tablet o abrir la primera aplicación de lectura, sea una red social, correo electrónico o noticias, debes ESCRIBIR.

Ten una libreta a la mano, si te es posible en la misma mesa de noche o buró, o muy cerca, en dónde te puedas apoyar y en cuanto te sea posible comienza a escribir lo que te venga en mente. Puede ser el sueño que hayas tenido esa noche o una reflexión que se te ocurrió al despertar. Esa será la semilla para algo más. Un dato, una propuesta para tu trabajo, una ocurrencia. ESCRIBE.

Después ya podrás leer lo que quieras y después de leer escribirás lo que debas escribir.

Durante el día date la oportunidad de revisar tus notas del amanecer. Si la idea fue genial estará dando vueltas en tu cabeza todo el tiempo hasta que encuentre la salida y esa idea estará ahí porque la escribiste.

Entonces, aunque tu oficio sea de redactor, de creativo, aunque escribas en redes sociales, hagas un blog o atiendas una agencia de relaciones públicas y tengas que escribir mucho después de leer, antes de leer ESCRIBE. Es una recomendación práctica que puedes poner en marcha de inmediato y que te puede ayudar mucho a tu desempeño profesional.

Gracias por leer hasta aquí el primer post de la serie. Si te gustó o si te interesaría recibir más ideas o técnicas para escribir déjame tus datos aquí. Estoy pensando en abrir un taller ya sea presencial o virtual para escritores en tiempos actuales, bloggers, redes sociales, relaciones públicas. Como escribir y tener la atención en estos tiempos ¿te interesaría? Déjame tus comentarios aquí mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *